30 marzo 2021

Las oficinas y la atención médica se han visto trastornadas por la pandemia.

El nuevo informe de Gensler nos destaca las principales tendencias que remodelarán las oficinas y los espacios de atención médica en 2021, un sector que se ha visto con muchos cambios, nuevos retos y su principal propósito es velar por la salud y la calidad de la estadía de los pacientes en sus espacios. 

¿Hacia donde va el futuro de la oficina y los espacios de salud?

Actualmente, el modelo híbrido es el más factible y acorde a las necesidades de las empresas y colaboradores, definitivamente trabajar modo parcial remoto y en la oficina, ha llegado para quedarse. 

Es el momento de diseñar lugares donde la gente se sienta motivado a ir, que le brinde una experiencia de bienestar y seguridad, donde los colaboradores puedan decider donde y como hacer su trabajo. La tendencia actual es diseñar en base a la flexibilidad, una de las grandes ventajas del trabajo híbrido es que nos da la oportunidad de manejar y conocer cuanto espacio se requiere en la empresa, cuantas personas estarán asistiendo a laborar, así se pueden crear espacios que permitan reunirse de manera segura y hacer mejor su trabajo.

A nivel de diseño, los espacios de trabajo que tienen un alto nivel de flexibilidad, dan paso a salas que permiten subdividir los espacios y expandirse fácilmente, sin alterar el modelo arquitectonico inicial. Es el momento para hacer uso de divisores móviles, paneles que sean fáciles de cambiar y que permitan crear espacios privados y colaborativos de manera que la productividad y seguridad sean lo más importante. 

Ahora hablemos de como los espacios de salud, se ven afectados diariamente por la forma en que fueron ideados.  La pandemia y la ola de los primeros casos de COVID-19, dieron paso a mostrar fallas y desafios a nivel estructural. 

Gracias a esta brecha, hemos empezado a cambiar la forma en que se diseñan los hospitales, clínicas y centros de salud, ahora al momento de crear estos entornos, nuestro principal reto son los pacientes, lugares que sean más accesibles, con mobiliarios que brinden una experencia satisfactoria mientras esperan o durante su estadía, colores y detalles que promuevan el bienestar desde dentro de los espacios hasta los usuarios. 

Esto influye directamente en los espacios de salud actuales, deben promover espacios flexibles, que sean colaborativos y que se enfoquen en el ser humano, ya que desde este sector afecta todo un sistema, lograr espacios que se adapten a las necesidades internas y externas, facilitará que los entornos sean más saludables y que fomenten el bienestar de los usuarios y los pacientes, logrando así una conexión más humana. 

Fuente: Gensler

¿Te interesó este artículo? ¡Compártelo!